viernes, 22 de noviembre de 2013

LA FARSA DE LA SOCIALIZACIÓN

Esta nota tan bien escrita y fundamentada vale la pena difundir, fue publicada por el grupo de facebook Homeschool Puerto Rico y es de autoria de su grupo editorial. Muchas gracias por tan buena nota


"La idea de que ir a la escuela ayuda a los niños a ser más sociables, es falsa. La escuela promueve la insociabilidad, la proscribe debido a que representa una interrupción a su función indoctrinatoria, a su formato jerárquico de la conferencia perpetua, como imaginario unívoco de transferir doctrinas, de quien alegadamente sabe, a recipientes inertes.

La segregación por edad, en reclusión involuntaria, crea un entorno fértil para la socialización negativa. La escuela atrofia la capacidad de establecer relaciones sociales íntimas y demográficamente variopintas. Los niños escolarizados, sometidos a una competencia ilusa, basada en la obtención de gratificaciones conductistas, bajo el regimen de una escasez artificial de recompensas inútiles, suelen ser incapaces de establecer relaciones profundas, porque el triunfo del otro es el fracaso de uno.

Hacinar a los niños en espacios enajenados del mundo real, es un rasgo anti social de la escuela. El segregarlos bajo el criterio de la edad, como si se tratara de la fecha de producción, entorpece las relaciones que potencian la madurez.

Esto no ocurre con los niños educados sin escuela, ya que interactúan continuamente con niños de edades diferentes. En la escuela el modelo de un niño suele ser un niño de su edad, que muy bien pudiera ser más inmaduro pero respetado o temido, por ser un bravucón.

Entre niños educados en el hogar, se potencian los mentores responsables entre los grandes y también modelos más adecuados para los niños más pequeños. Esto potencia un entorno basado en la confianza en el ser humano y hace toda la diferencia del mundo.

De modo, que nadie se llame a engaño: el Homeschooling no es una alternativa más sino que la escuela no es una alternativa, si quieres potenciar el máximo desarrollo de tus hijos. Si no quieres que un niño del siglo XXI se encuentre atrapado en el pasado, penando una sentencia de doce años de escolarización, preparándose para un mundo que ya no existe.

Quienes dicen lo contrario, o ignoran la catástrofe y obsolescencia de la escolarización o su sueldo depende de auto engañarse y de que se perpetúe una escolarización de decepciones reincidentes que no tiene remedio y que es en extremo onerosa.

La escolarización tradicional y forzada no es educación e impide una socialización sana y creativa, que potencie un desarrollo económico, basado en la libertad del individuo y en la responsabilidad social.

Los niños educados en el hogar no sólo tienden a ser muy sociables sino que tienden a tener la oportunidad de estar en compañía de sí mismos, sin una vigilancia constante y transgresora; que parece ser un entrenamiento obligado, para producir ciudadanos que vean como normal que el estado sea cada vez más privado, mientras conoce todas las intimidades de sus constituyentes.

El tiempo hace rato nos dio la razón. Ya hay abuelos que fueron educados en el hogar, cuyos hijos desescolarizados educan a sus hijos. Gente no solo sociables sino, por lo general, muy seguros de sí mismos y difíciles de defraudar, mediante "socializaciones" que ocultan intenciones decepcionantes. La socialización no surgió hace doscientos años con la escolarización. Es como somos."